Conquista y colonia

Colombia colonial

Oscar Mauricio Ortiz Bedoya

La época de la colonia comprende un largo periodo, desde 1550 hasta 1810. Durante estos años los españoles se establecieron definitivamente en nuestro territorio. La corona española organizo una administración centralizada, con gran numero de funcionarios que debían garantizar el traspaso de las riquezas americanas a la península ibérica.

La economía de la época giraba en torno a ala minería, la agricultura y el comercio, actividades monopolizadas por el gobierno español. El trabajo era realizado por los indígenas en la encomienda y la mita y por los negros esclavos y jornaleros mestizos.

La sociedad se encontraba dividida en varios grupos según el color de la piel y las riquezas, destacándose los peninsulares y criollos que predominaban sobre una gran masa de mestizos, indígenas y negros.

La cultura fue estimulada especialmente por los sacerdotes, quienes evangelizaron a los indios, fundaron colegios y universidades

Como se erigió el reino colonial

En la época de la conquista, los españoles se valieron de diversas artimañas, para justificar su dominio sobre los indios, los acusaron de antropografía, porque esto les permitía, según, las leyes indias esclavizarlos y exterminarlos con las armas.

Necesitaban mano de obra, por lo cual debían obligar a los indios al trabajo, esclavizarlos. Se trata de su captura, su sujeción y el consiguiente abandono por el aborigen de su tierra raigal y su trabajo productivo habitual.

El régimen de la conquista se expresa por el despojo de tierras, a través de las llamadas capitulaciones, contratos de usufructo otorgados por merced real. Su ejecución se realizo por medio de los sistemas de explotación de la mano de obra, conocidas como encomienda, mita y concierto.

La encomienda puede describirse como un reparto de indios que se operaba tan pronto se fundaba una población. Era la unión del poder político y la propiedad territorial. Se convirtió en una economía mercantil, porque su producción era preferentemente para el cambio. Los colonizadores se decidieron por formas autóctonas de explotación de fuerza de trabajo. Tal es el caso de la mita, forma de trabajo forzado precolombino,  no remunerado. El concierto era el trabajo indígena preferentemente en las haciendas, por todo o por parte del año.

 La economía colonial

La producción de la conquista se caracterizo por obedecer a una economía de guerra. Es la antítesis de una economía de progreso nacional, de desarrollo. Ello aparta a las tribus de la producción, destruye su economía precolombina. La explicación de ello es que el desarrollo económico de la colonia, no era lo principal en la política española, lo más importante era el despojo, lo que lograban arrancar a los nativos.

El saqueo de metales preciosos y la explotación de las regiones mineras fue el principal renglón de la economía nacional durante más de tres siglos. Se pueden destacar tres periodos. Entre 1150 y 1640 predomino la mano de obra indígena y su explotación fue gracias a la encomienda. La producción más importante en este primer momento tuvo lugar en los distritos de Santa fe, Antioquia, Cartago y Popayán. Hubo u periodo de recesión comprendido entre 1640 y 1680. El último periodo se caracterizo por la multiplicación de pequeños empresarios cuya actividad se contrastaba con el monopolio ejercido por los señores de la cuadrilla de Popayán. El eje secular entre 1680 y 1800 se ubico en la provincia del Choco y en el Distrito antioqueño (German Colmenares, 1984).

Sistema de gobierno

El régimen colonial administrativo implantado por España, dividió los asuntos en dos clases, unas de gobierno y otras de justicia. La justicia administrada por Alcaldes ordinarios, por las Audiencias reales y por el Consejo de indias y el gobierno que se ejercía propiamente por lo funcionarios dependientes inmediatos de la Corona o sea los Gobernadores, Presidentes o Virreyes. La autoridad encargada del mando supremo era el Rey mismo, cuyo poder, en lo temporal, no tenía límites (Jesus Maria Henao y Gerardo Arrubla, 1984).

El papel de la iglesia

La iglesia se adapto a la situación social de la conquista y la colonia. Respaldo la esclavitud y la guerra contra los aborígenes. Impuso la religión a la fuerza, como se lo ordenaban las capitulaciones, pero jamás logro desarraigar las creencias religiosas propias de la mayoría de las tribus. Además, participó del despojo junto con las demás fuerzas conquistadoras. El Consejo de indias legalizo sus saqueos realizados al amparo de la lucha contra la hechicería y la idolatría.

La sociedad colonial y la esclavitud

En la sociedad colonial, se produjeron muchos elementos dela sociedad esclavista del antiguo mundo europeo, pero igualmente surgieron formas y relaciones distintas y aun  se dieron ciertas singularidades en la diferentes colonias americanas. Las relaciones entre amo y esclavo fueron influenciadas por la destreza de algunos africanos en el desempeño de su labor, así como por la habilidad para realizar algunas manifestaciones culturales, como la música, el canto y la danza. Esto permitió que un sector de la población esclava, no solo recibiera un tratamiento especial, sino que fuera objeto de confianza y aprecio del empresario blanco, aun así no se altero la naturaleza del sistema ni desaparecieron las formas más extremas de abuso y explotación ( Jorge Palacios Preciado, 1984)

La colonia conoce un indio arrancado violentamente de la economía natural extensiva hacia la economía mercantil intensiva, de explotación minera y agrícola. Los colonizadores explicaron esto diciendo que se trataba de sacar al indígena del estado “salvaje” y convertirlo en “civilizado”, o sea asalariado o esclavo, con mayor fuerza en las etapas iníciales de la colonización (Alvaro Delgado, 1974)

Bibliografía

German Colmenares. (1984). Manual de historia de Colombia.Historia social,economica y cultural Tomo I. Capitulo III. En J. J. Uribe. Colombia: Procultura S.A. 

Jesus Maria Henao y Gerardo Arrubla. (1984). Complemento a la historia extensa de       Colombia,volumen XI. Historia de Colombia, Tomo I. Bogota: Plaza & Janes.

Jorge Palacios Preciado. (1984). Manual de historia de colombia. Historia social, economica y cultural. Tomo I. Capitulo IV. En J. J. Uribe. Colombia: Procultura S.A.

Alvaro Delgado. (1974). La Colonia. Temas de historia de Colombia. Bogotá: CEIS.

 Arte y cultura en la época de la colonia en el Tolima

 Oscar Mauricio Ortiz Bedoya

La conquista en nuestra región no sufrió alteración alguna, respecto de lo que se vivió en lo que actualmente comprende el territorio de Colombia. Con la excusa de  la superioridad racial y el manto “civilizador”, los españoles sometieron, subyugaron y dejaron a un lado la riqueza cultural del aborigen. En este proceso avanzo la conquista.

Se avasallo a nuestros indígenas, lo cual género y dio origen a la formación de algunos pueblos y ciudades coloniales del Tolima como: Ibagué, Guamo, Alvarado, Mariquita, Piedras, Venadillo y Rovira.

La época se caracterizó por la discriminación racial. Entre las principales familias de encomenderos y funcionarios se cuidó celosamente la pureza de la sangre, por ello se impedía las uniones matrimoniales de blancos con personas de otra raza.

Las leyes y las nomas de la sociedad colonial eran muy estrictas con la mujer. Ella era vista como ejemplo de los valores morales y religiosos de la sociedad, por lo tanto no podía transgredir las leyes. Si las infringían comúnmente eran desterradas. Se les acusaba de prostitución, concubinato, amancebamiento e infidelidad.

El matrimonio católico era difundido y en la mayoría de las ocasiones impuesto por la fe cristiana, constituía el estado ideal de hombres y mujeres. La ceremonia se llevaba a cabo, preferiblemente en los meses de Enero, Mayo y Noviembre. Se estableció según el Concilio de Trento, que el matrimonio debía efectuarse dentro de una iglesia. Era común que en la ceremonia interviniera toda la familia para su preparación. Los padres y parientes prominentes de la novia opinaban sobre la conveniencia del pretendiente.

Los negros al igual que los indígenas fueron utilizados para el trabajo de las minas, las haciendas ganaderas, en los trapiches y para los oficios de servidumbre, especialmente, las mujeres, sin desconocer que muchas de ellas trabajaron en las minas y los ríos como mazamorreras.

La iglesia fue la institución que marco los aspectos más trascendentales de la vida colonial. En nombre de la religión católica, esta, se encargó del proceso de aculturación y evangelización del indígena y de la educación de la elite criolla.

En el terreno cultural y educativo, durante la época de la colonia, la iglesia ostento una supremacía y control sin límites. Fue ella la encargada de fundar, regir y orientar los establecimientos educativos, además de decidir sobre el método y plan de estudios a realizar.

La fundación del primer centro educativo en Ibagué, se da en el año 1733, a través de memorial enviado por el Procurador General Don Nicolás de Borja Espeleta y Montenegro, al cabildo de la ciudad.

A las celebraciones que organizaban nuestros aborígenes con motivo de aprestamiento para la guerra o la celebración de sus rituales, los españoles las llamaron “borracheras”. La capilla ocupo un lugar preferente en los primeros pueblos de blancos. Desde allí se organizaban las fiestas y celebraciones, las cuales, tenían un carácter religioso, estricto y compulsivo, que buscaba eliminar “las fiestas y costumbres paganas”. Estas fiestas, además, del carácter religioso, tenían uno formativo, que hacia parte del proceso de evangelización.

Bajo la dirección del español José Celestino Mutis, se establece en 1783 en el Nuevo Reino de Granada la Expedición botánica, que tuvo influencia directa en Mariquita. Alrededor de la expedición se congrego una intensa actividad científica y artística.

Se generó todo un cambio en la manera de concebir las construcciones, pues la mayoría de los elementos fueron traídos desde España, se cambiaron las paredes de barro por los muros de adobe, ladrillo o piedra.

Las joyas arquitectónicas más valiosas de la época son ermitas e iglesias, pues estas desempeñaron un papel trascendental en el proceso de conquista y posterior colonización.

Hoy día podemos aprecia lugares majestuosos que nos reviven y dan muestra de la  arquitectura colonial. En Falan, los campamentos en las minas de Santa Ana y Las Frías. En Honda, la calle de las trampas y las hermosas casonas que habitaron los conquistadores y virreyes. En mariquita, la casa donde vivió el sabio Mutis y la iglesia de la Ermita y el Convento de los Dominicanos. En Ambalema, es famosa la casa inglesa y los antiguos coneyes de la factoría de la patria.

Bibliografía

Adriano Nieto Díaz, Re-descubriendo al Tolima. Signos & Hechos, 1997, Ibagué.

Acerca del problema de la difusión científica en la periferia El caso de la física Newtoniana en la Nueva Granada (1740-1820)

 

Acontecimientos que influyeron en la independencia de las colonias americanas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s