Finales del siglo XIX e inicio del siglo XX

Finales del siglo XIX e inicios del siglo XX

Oscar Mauricio Ortiz Bedoya

A pesar de las modificaciones que decretó la constitución de 1886, el país conservó sus características tradicionales y su desarrollo fue muy lento. Se calcula que para finales de siglo, los colombianos eran unos cuatro millones. La mayoría vivía en el campo. Las ciudades y los poblados eran pequeños. Abundaban los territorios sin cultivar y había grandes bosques y selvas inexploradas. Las vías de comunicación más usadas eran los caminos de herradura en malas condiciones, a pesar que se contaba con algunos ferrocarriles. En general, a fines del siglo XIX Colombia eran un país tradicionalista en donde los cambios se producían muy lentamente.

Aspectos políticos transcendentales a finales del siglo XIX

En mayo de 1863, bajo la presidencia de Mosquera, se llamó a una convención para modificar la constitución del país. Esta asamblea se llevo a cabo en la ciudad de Rionegro (Antioquia). En su mayoría, los miembros de la convención eran liberales radicales, quienes deseaban la total aplicación de las principios liberales y federales, se dio a la nación el nombre de Estados Unidos de Colombia.

A finales de la década de 1870 había gran incomodidad tanto entre liberales como entre conservadores con el sistema federal. Para las elecciones de 1876 se presentó Rafael Núñez como candidato liberal independiente. Fue derrotado por Aquileo Parra, candidato de los radicales.

El presidente Aquileo Parra (1876-1878) tuvo que hacer frente a una nueva guerra civil, desencadenada por elementos conservadores tras la aprobación de la ley de enseñanza laica. En 1878, Parra firmó el contrato de autorización de apertura del canal de Panamá. Tras un año de conflictos se fraguó una coalición de conservadores y liberales moderados independientes, que llevó a la presidencia a Rafael Núñez (1880). En este gobierno inicio la canalización del dique de Cartagena, construyo algunas vías aéreas, procuro la unificación nacional y consiguió  el  reconocimiento de la independencia de Colombia por España.

En 1884 Núñez fue elegido presidente para un nuevo periodo. En esta ocasión afronto una aguda crisis económica debido  a la disminución de las exportaciones. También despertó la oposición de liberales radicales, quienes se alzaron en una nueva guerra civil, en la cual fueron derrotados por el gobierno. Se sustituyo la constitución de Rionegro por la unitaria de 1886, que aumentaba  los poderes presidenciales y restauraba el predominio católico, concediendo a la iglesia el control de la instrucción publica. La nueva constitución introdujo cambios en la división político-administrativa. El país, que  hasta ese año se llamaba Estados Unidos de Colombia, paso a designarse República de Colombia. A este periodo se le conoce como el de la Regeneración.

Después que en 1892 fuera reelegido para la presidencia , Núñez dejo el pode al vicepresidente, Miguel Antonio Caro, este gobierno fue centralizado y reprimió  a la oposición. En 1897, fue elegido presidente Miguel Antonio Sanclamente. Este debido a su mala salud dimitió el cargo  en el vicepresidente, José Manuel Marroquín, que encontró grandes inconvenientes económicos, pues no disponía de reservas para sostener la administración pública. Otros inconvenientes se le sumaron a su gobierno. El congreso exigió que se reformara la ley sobre elecciones y se levantara la censura de prensa. Lo cual llevo a que Sanclamente asumiera nuevamente el poder, su regreso agravó la oposición. Los liberales iniciaron una rebelión en octubre de 1899. El gobierno creyó que la dominaría fácilmente, pero la lucha se prolongo. En mayo de 1900 tuvo lugar la batalla de Palonegro, una de las más sangrientas que han ocurrido en el país. Durante 15 días, se combatió y miles de soldados de ambos bandos murieron. Comenzó entonces una nueva forma de lucha. Se organizaron grupos de guerrilla  liberal que atacaban por sorpresa al ejército y huían. En un intento por dar termino  a la guerra, algunos liberales y un grupo de conservadores se unieron para llevar a Marroquín nuevamente a la presidencia. Sin embargo, no se logro detener la guerra.

En 1902, Benjamín Herrera, jefe liberal, obtuvo varias triunfos en Panamá, hasta que los barcos norteamericanos detuvieron su avance. El suceso que dio fin a este oscuro momento de la historia de nuestro  país, conocido como la Guerra de los Mil Días, fue el tratado de paz entre los liberales rebeldes y el gobierno, firmado a bordo del buque norteamericano “Wisconsin”.

Inicios del siglo XIX

Nuestra patria inicio el siglo XX en medio de grandes dificultades, derivadas del grave enfrentamiento civil, denominado Guerra de los Mil Días, el cual dejo al país, sumido en una profunda crisis económica y social. Prácticamente la agricultura se estancó, el comercio se interrumpió, la construcción de vías y la colonización se paralizaron, pues la lucha armada no permitía pensar en el progreso. La población disminuyó debido al conflicto. Se generalizó el desempleo y muchas personas quedaron en la miseria.

Colombia, reducida a escombros tras la guerra civil, vería mutilado su territorio. el 3 de noviembre de 1903, Panamá se separo con la ayuda de los Estados Unidos. Quien apoyo la independencia del istmo para abrir el canal interoceánico en condiciones que los gobernantes colombianos no habían querido acepar (tratado Herrán-Hay).

En 1904, Rafael Reyes, obtuvo poder para gobernar 10 años, pero su actitud dictatorial hizo que un movimiento bipartidista de oposición lo obligara a dejar el poder (marzo de 1909). En 1910 la Asamblea Nacional modificó la constitución del 86, reduciendo el periodo de la presidencia a cuatro años. Tras la presidencia provisional de Ramón Gonzales Valencia, en 1910 accedió al poder Carlos Restrepo, apoyado por una coalición liberal conservadora. En 1914, ultimo año de su gobierno se firmó el tratado Urrutia-Thompson, mediante el cual el gobierno del los Estados Unidos reconoce la indemnización de 25 millones de  dólares , como reconocimiento a Colombia por la perdida de Panamá, además se reconoció la independencia del istmo.

José Vicente concha (1914-1918) fue el presidente encargado de enfrentar, en el país, las consecuencias de la Primera Guerra Mundial, que redujo notablemente  la actividad económica del país.

En 1921, en la presidencia de Marco Fidel Suarez, el congreso norteamericano aprobó el tratado Urrutia-Thompson, que llego a Colombia en 1922 bajo el gobierno de Pedro Nel Ospina, en cuyo  gobierno muchas compañías extranjeras hicieron inversiones y los bancos norteamericanos otorgaron jugosos créditos, lo que permitió poner en marcha en vasto plan de obras públicas.

El gobierno de Abada Méndez (1926-1930) fue el ultimo de los gobiernos de la hegemonía conservadora. Fue un periodo de intensas luchas sociales y de acumulación de problemas que estallaron cuando la crisis económica de 1929 se hizo presente. La gran depresión repercutió gravemente en la débil estructura económica colombiana, dependiente sobre  todo de los ingresos derivados de la exportación del café.

En 1930 triunfo en las elecciones y asumió el poder, el liberal Enrique Olaya Herrera. Se inicio así el periodo conocido como “república liberal”. En su mandato surgieron conflictos fronterizos con el Perú por la posesión de Leticia, los que se solucionaron en 1934, también se definieron las fronteras con Venezuela.

Una respuesta a Finales del siglo XIX e inicio del siglo XX

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s