Colonia

La colonia y su Música

Diego Ricardo Romero Torres

1550 – 1810 se han denominado la época colonial, pues en este trascurso del tiempo la presencia de los españoles en nuestro territorio nacional fue mayor, y también empezaron a imponer la religión y costumbres española a los habitantes de esta región, de este modo se empezó a crear una cultura entre las costumbres de los españoles y las costumbres indígenas, y ese territorio es conocido hoy como americalatina.

Al igual que los españoles, algunos imperios indígenas como el inca realizaron expansiones a lo largo de los andes, este imperio daba la posibilidad a las comunidades vecinas de rendirse pacíficamente. Así lo cuenta el instituto colombiano de antropología en su libro crónicas del nuevo mundo:

“… Durante su proceso de expansión, el imperio inca ofreció la posibilidad a los jefes de las comunidades vecinas de someterse voluntaria y pacíficamente. En caso contrario, Cuzco emprendía una brutal guerra de conquista y destrucción…”

En el caso colombiano, la evidencia del dominio del imperio inca es escasa a excepción de la lengua quechua en el sur de Colombia; se consideraba en un principio que la presencia de esta lengua en nuestro territorio era producto de la conquista Inca, pero los antropólogos del Instituto Colombiano de Antropología considera esto como “resultado de de movimientos de población y actividades de misioneros posteriores a la conquista”.

Pero los colonizadores españoles no solo venían con la intención de hacer un intercambio cultural, sino de adueñarse y saquear las riquezas de nuestra tierra, este comportamiento se conoce como “economía extractiva”, esto genero en los indígenas una defensa por sus derechos y se generaron guerras intensas por preservar sus tierras y mantener sus costumbres intactas.

“…Quibián – a quien los españoles consideraban muerto – reunió cuatrocientos hombres y atacó Santa María de Belén. “eran flechas y tiraderas tantas como graniço”, cuenta el escudero Diego Méndez. De veinte cristianos murieron siete. Por los mismos días también hostigan una barca que en busca de agua dulce, y de ocho extraños solo queda uno vivo para contar el cuento…” (Crónicas del nuevo mundo. 1992)

Este tipo de batallas se dio a lo largo y ancho del “nuevo mundo”, y en Colombia no fue la excepción, pues entre 1500 y 1510, los españoles que recorrieron la costa Caribe de Colombia sufrieron ataques con flechas envenenadas que los obligo a retirarse de este lugar.

Al conquistar gran parte del territorio, La sociedad colonial se organizó en clases muy diferenciadas. Esta organización estaba conformada por los blancos, los indios, negros. La sociedad que se empezaba a construir en América estuvo estructurada en base a los indios, que constituían la población autóctona americana; los blancos españoles, que habían llegado como conquistadores y colonizadores; y, un poco más tarde, los negros traídos del África.

La organización social de estas nuevas tierras estaba conformada de la siguiente manera:

 

En primer lugar se encontraban los españoles, quienes además de tener el poder económico también tenían el control político sobre las tierras colonizadas, pues eran los únicos que tenían derecho a cargos públicos.  En segundo lugar se encontraban os criollos que hijos de españoles nacidos en América y quienes gozaban de los mismos privilegios económicos que los blancos pero sólo tenían acceso a los cargos de cabildos municipales. En tercer lugar estaban los mestizos quienes eran libres y en su mayor parte se desempeñaban como artesanos y agricultores, tenían facilidades para ingresar a los centros educativos y religiosos. Los indios ocupaban el último lugar en el último lugar de la organización social, ellos estaban totalmente privados de su libertad y eran explotados como esclavos.

En esta época se empezaron a implementar una cantidad de impuestos los cuales eran: Alcabala (impuesto a las ventas), Almojarifazgo (impuesto de aduanas), Armada de Barlovento (impuesto a los artículos de primera necesidad), Quinto Real (impuesto minero), Estanco (monopolio sobre el trabajo, el aguardiente y la sal), Media Anafa (impuesto para los empleados oficiales) y Diezmo (impuesto a la Iglesia sobre los productos del agro).[1]

Esta implementación de impuestos llevó a que se naciera los movimientos social llamado insurrección de los comuneros, los cuales llevaron a la independencia de muchos países de América  y de la cual hablaremos en un próximo escrito.

Ahora hablaremos de los modos de diversión de los aborígenes de estas nuevas tierras, estos  estaban caracterizados por los bailes y la música, los cuales se practican durante ceremonias.

El jesuita francés Pierre Palleprat en 1655, en el libro Crónicas del Nuevo mundo, describe como los aborígenes Caribes que habitaron la cuenca del Orinoco colombo-venezolano realizaban estas prácticas .

“… los salvajes hacen bailes como los europeos, tiene como sala la plaza pública de su pueblo: los faroles son la luna y las estrellas, y los violines se truecan aquí por calabazas llenas de pequeñas piedras, que sacuden con una mano al mismo tiempo que pegan en la tierra con su pie derecho; sus música tiene dos tiempos: en el primero, bailan y cantan suavemente y de pie; en cambio en el segundo, lo hacen con una mayor violencia y con un tono más elevado inclinados de medio cuerpo y con la mano izquierda apoyada en el hombro de su vecino; al final de cada canto se levantan y gritan juntos, sin cantar, irie, irie. Los he visto bailar a menudo y me he dado cuenta de dos cosas: la primera que los Caribes, que generalmente están desnudos, se cubren un pequeño delantal, en la parte delantera ,cuando bailan con los Gábalis y lo segundo que no he visto jamás bailar ni a una mujer ni a chicas, sino solamente a los jóvenes… ” ((Crónicas del nuevo mundo. 1992)

Como podemos ver, estas tierras se han caracterizado siempre por la riqueza de los bailes y canticos que han practicado los aborígenes y que esta tradición se ha extendido hasta nuestra época.

 


[1] http://www.colombia.com/colombiainfo/nuestrahistoria/economia.asp

 

FERIAS Y FIESTAS

UNA TRADICIÓN QUE NACE EN LA COLONIA



Durante la colonia, el Tolima obtuvo gran parte de sus actos culturales y recreacionales que se viven hoy en día, esto debido al intercambio cultural que se genero entre los españoles y los nativos de nuestra región. Así lo hace saber el autor Jairo Arias Barragán en su libro Tolima, Tierra de la Tumba Sagrada.

“De las múltiples manifestaciones culturales que se arraigaron en la región a partir de la colonia así en el sur como en el norte, producto de la fusión de los dos mundos, se presenta lo que con el tiempo se convirtieron en autenticas expresiones folclóricas  tolimenses.”

Las muestras folclóricas a las que se refiere el autor son las festividades del  Corpus Christi en el guamo,   San Juan, celebradas el municipio de Natagaima, el San Pedro en el Espinal que también se celebra en la capital del Tolima, Ibagué. Estas festividades anteriormente eran particularmente  religiosas, pero a medida que han pasado los años se han convertido en una manera de diversión de las distintas poblaciones en las que se celebran estas fiestas; esto debido a que primo el comportamiento de los nativos de estas tierras.

“contribuyó a la orientación pagana de las fiestas la aversión primigenia que tuvieron nuestros ancestros por la nueva religión que chocaba violentamente con sus creencias, sus ritos y sus explicaciones sobre el mundo metafísico.”

De este “choque” de culturas surgieron algunos de las figuras representativas de nuestro departamento como lo son los matachines, además, también surgieron las manifestaciones folclóricas las cuales hoy en día celebremos cada año.

Dentro de estas fiestas son muy populares las corridas de toros, las cuales, llegaron directamente desde España y se arraigaron en nuestra cultura con gran fuerza, pues durante las festividades de las distintas poblaciones el mayor atractivo es la corrida, así lo menciona Jairo Arias Barragán.

“de esas festividades hacen parte vital la música, la danza, el toreo, la vacaloca, la cuelga de gallos, los matachines, es decir, es conjunto de manifestaciones y expresiones que tienen su base en el alma popular.”

Otra forma de entretenimiento y diversión que llegaron a nuestras poblaciones con la llegada de los colonizadores fueron los juegos de azar como las cartas las cuales fueron prohibidas en la ciudad de Ibagué después de las 8 de la noche; esta información la podemos encontrar en el archivo histórico de la ciudad.[1]

La recolección de información durante esta época es muy difícil, ya que, como lo he dicho en otros escritos, es muy poca la información que podemos encontrar acerca de las actividades recreacionales y deportivas de los habitantes de nuestra ciudad durante la época colonial.

 

Diego Ricardo Romero Torres

Cód. 05125053-2007

 


[1] ARCHIVO HISTORICO. C. 15, L7, FS. 1,6

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s